¿Dónde invertir en Grafeno?

El grafeno recibió el apodo del material “milagroso” y es que presenta unas propiedades asombrosas. No fue hasta esta década que se comenzó a tratar el tema de forma seria, y hoy en día encontramos empresas diversificándose en esta área, o algunas enteramente destinadas a la investigación de este material.

¿Qué es lo que hace tan especial al grafeno?

Hablemos brevemente de química: es una capa de átomos de carbono bidimensional, que se cohesionan muy fuertes unos con otros. Sí, el grafeno proviene del carbono, y también se puede elaborar a partir de grafito. Es un material que se ha probado, es 500 veces más resistente que el acero, además de poseer una ligereza muchísimo mayor. Todo esto le da su apodo, y es que el grafeno se puede utilizar en infinitas áreas, siendo la más destacada, la tecnológica.

A partir de este material, se pueden elaborar, por ejemplo, teléfonos celulares o pantallas táctiles completamente flexibles. También aplica en lo militar, para la elaboración de blindajes o chalecos antibalas.

El sector automovilístico también puede beneficiarse, utilizando este material, esta industria tendría un espectro enorme de posibilidades para desarrollar autos más ligeros y, por ende, que puedan aprovechar más su potencia, y dar lugar a otro sinfín de mejoras. Como ves, las posibilidades son casi infinitas, ahora hay que ver dónde invertir.

¿Dónde invertir en grafeno?

Al ser un nuevo mercado, las empresas dedicadas al grafeno en su totalidad no son muchas, y hay un alto nivel de riesgo en éstas, pero claro: con el potencial que el material tiene no sorprendería a nadie que despegasen. Una alternativa menos riesgosa, es apostar por empresas que posean licencias de grafeno, pero que no se dediquen a él en su totalidad.

Hay empresas que adquieren particiones de otras o porcentajes en diferentes proyectos. Un ejemplo es IBM, que se ha diversificado ampliamente en el sector, y recordá que, si el sector crece, también lo harán estas empresas.

También tenés la opción de invertir de una forma más indirecta, como en el grafito. Como dijimos antes, derivado del carbono y, por ende, material del que el grafeno está compuesto. Empresas de estos sectores cotizan en bolsa, así que basta con que contactes a un bróker o vos mismo inicies a través de un bróker online para comenzar a operar con este milagroso material.

La decisión es toda tuya

¡El futuro es hoy!, aunque no te apresures. Es un mercado emergente, así que no destinés un gran porcentaje de tu capital a este tipo de inversiones, pero sí aprovecha a jugarte unas fichitas y diversificar tu portafolio.